martes, 7 de septiembre de 2010

PREPARANDO UNA MOCHILA

Si te cansas de querer puedes empezar a odiar o a respirar igualmente aún sabiendo que esa persona existe, si no quieres vivir siempre puedes morirte, si es el ruido lo que te ofende puedes buscar el silencio, contra la luz están las sombras, la noche o la drástica persiana... pero ¿que hay para combatir la inquietud de que nada te satisface?.

Se puede pensar en muchos pocos motivos o en uno solo que estorba y enturbia todo. Después de eso, si la conclusión tampoco es convincente, pudiera ser que causa y consecuencia estuvieran en uno mismo. El paso del tiempo, la rutina, comprobar que algunas personas son incluso más feas por dentro que por fuera ,con la sensación de pérdida de tiempo que ello lleva, la insatisfacción personal, laboral, anímica, el color de las nubes que ves cada mañana.



Preparar una mochila adecuada, pequeña, con compartimentos infinitos y cuando esté completa de cosas que a uno le gusten llevarla consigo o simplemente estar a solas con ella podría ser un buen plan.

6 comentarios:

  1. Hola de nuevo guapiiiiiiisima, que de verdades dices,¿ puede ser la epoca en la que vamos a entrar, el otoño, el bajon tras el ajetreo del verano, o que nos metemos dentro de nosotros mismos y siempre encontramos peros y nos gustaria hacer cambios que no nos atrevemos a hacer ? no se que es ni que se puede hacer, si se que se pasa como llega y todo vuelve a la normalidad, mil besos para ti y no cambies.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
    Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
    Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada...

    ResponderEliminar
  3. Me temo no saber cómo combatir la insatisfacción, pero en algunas líneas recuerdo cosas que también he vivido. Y se pasan, no del todo pero mejoran.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Esas cosas pasan cuando uno piensa y se plantea cuestiones; se mira por dentro y busca sin encontrar. Como consuelo, podemos pensar que estos planteamientos surgen con el estómago lleno y que tenemos unas necesidades materiales básicas cubiertas.
    Hay quien busca en la Religión, y ésta le dá las respuestas de manera cómoda y quién busca en la Filosofía e indaga qué sentido tiene todo esto, que creo es una forma más personal. Ese buscar incesantemente algo que nos dé sentido, se tiene o no se tiene, parece que viene de serie. Siempre me he preguntado si esos que no tienen esa inquietud son más felices (o se perciben a sí mismos como felices).

    Petonets/Manoli.

    ResponderEliminar
  5. Me apunto lo de la mochila... y casi la tengo completa. Bonitas palabras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Tenía casi preparada la mochila y la he deshecho del todo. Vuelvo a empezar, hay cosas que nunca me llevaria y otras que no puedo dejar, por más que lo intente.
    Un abrazo amigos

    ResponderEliminar

Puedes comentar y descomentar, mientras sea "con suavidad". Gracias!